Bautismo de buceo en La Herradura

La Herradura es una de las zonás más bonitas de España para bucear, por eso realizar tu bautismo aquí te garantiza poder disfrutar viendo un sin fín de peces y corales
Bautismo buceo en La Herradura

En este artículo queremos explicar porqué La Herradura es una de las zonas más adecuadas y bonitas para realizar tu bautismo de buceo, además de explicar también como los realizamos en Buceo Aqualia. La Herradura se encuentra en la Costa Tropical de Granada y es conocida por sus fondos marinos.

En primer lugar cabe destacar que, independientemente del viento que haga, el buceador puede escoger  diferentes puntos de inmersión en la costa, cercanos entre si y a resguardo, por lo que siempre podrá bucear en uno u otro lugar con un agua en condiciones adecuadas. Cabe destacar también que esas zonas son cómodamente accesibles desde la orilla, lo que permite una entrada gradual al agua, es decir, empezar a poca profundidad e ir avanzando al ritmo que se necesite, sin prisas.

Pero sin duda, uno de los principales atractivos es la cantidad de vida marina que albergan sus fondos. La Herradura es una fiesta de vida subacuática difícil de igualar. Por eso es una zona ideal para realizar un bautismo de buceo. Reúne todos los requisitos que garantizan poder ver una gran cantidad de especies y pasarlo bien. Nada más entrar al agua, a poca profundidad, ya puedes disfrutar de una enorme biodiversidad, que se va incrementando conforme pasan los minutos de tu bautismo.

En estos dos artículos puedes ver la vida marina de las zonas donde realizamos los bautismos:

El aspecto clave es que, bien sea que te sumerjas hasta el fondo en tu inmersión o la realices a poca profundidad y/o cerca de la orilla, porque así lo decidas, vas a disfrutar de una gran cantidad de vida marina. En muchas otros puntos de inmersión en España necesitas llevar a cabo inmersiones a cierta profundidad para ver algo de vida, y a veces, si por algún motivo las circunstancias lo impiden puede ocurrir que regreses con la decepción de no haber visto nada.

Un bautismo es para divertirse viendo la vida marina, no solo arena.

Así que, ya sabes: La Herradura goza de una serie de características que pueden hacer que tu bautismo sea un festival de peces y corales, estrellas de mar y pulpos,…

Lo siguiente es saber en qué consiste un bautismo y con quien contratarlo.

En Buceo Aqualia somos especialistas en este tema ya que nos dedicamos íntegramente a la formación de buceadores. Pasamos todo el año realizado bautismos y cursos sobre todo. Son nuestra principal actividad. Los bautismos se realizan de uno en uno. Cada cliente va al agua con un instructor, y sólo un instructor por cliente, que se encargará de su completa seguridad y sobre todo de que disfrute.

El bautismo siempre sigue una secuencia estructurada. Primero una charla (o briefing) previa en la playa donde se impartirán de manera básica diferentes conocimientos respecto al funcionamiento del equipo y lo que haremos en el agua. Después de equiparse adecuadamente se conduce al cliente a la orilla donde entrará al agua con el instructor asignado. Una vez en el agua el instructor termina de equipar al cliente, le fija correctamente los atalajes y hace un repaso rápido de conocimientos. Cuando el cliente se siente seguro y confiado proceden juntos a la inmersión. De esa forma nos aseguramos de que recibe la atención necesaria por su seguridad pero también por su diversión. Está mas que comprobado que un instructor que en el agua tiene que gestionar a un grupo de personas iniciadas a la vez no podrá garantizar unas condiciones básicas de seguridad y/o disfrute.

El bautismo es una actividad sencilla, pero al acometerse por primera vez no es extraño que surjan dudas o inconvenientes, como que te cueste «compensar» un oído (maniobra que se enseña para evitar daños en el oído por efecto de la presión de la agua), o que se olvide algo de lo que se explicó en la playa. Por eso llevar a alguien pendiente en exclusiva de ti aumenta la seguridad, reduce enormemente la ansiedad de primer contacto con el buceo e incrementa las probabilidades del disfrute. Algo tan tonto como no compensar bien un oído o no recordar como vaciar algo de agua que te puede entrar en la máscara, puede hacer que te quedes sin bucear y te lleves una decepción en vez de una bonita experiencia. Tu instructor va a estar a tu lado en todo momento para lo que sea necesario.

Te haremos una fotos de recuerdo, porque sabemos que es algo muy especial

Otro gran motivo para realizar tu bautismo en La Herradura con nosotros está relacionado con el tiempo de inmersión. Normalmente verás que en casi todos los centros de buceo se indica que un bautizo dura de término medio 30 minutos bajo el agua. Pero, como decíamos, la primera vez es normal que surjan inconvenientes. A menudo problemas de sencilla resolución y que se solventan sobre la marcha bajo el agua. En otras ocasiones, si la situación lo requiere, se asciende a superficie. En estos casos (en no pocas ocasiones por un sentimiento de inseguridad de la persona que se está bautizando sin un fundamento real) puede suceder que trascurra gran parte del  tiempo del bautismo flotando en la superficie. Has de saber que buceando con Buceo Aqualia nunca perderás ese tiempo de inmersión: garantizamos que el tiempo de buceo efectivo sea de 30 o 35 minutos independientemente del tiempo que hayas necesitado en superficie.

En resumen tu instructor te llevará al agua empezando a poca profundidad y llevando las cosas a tu ritmo. Y podrás subir a superficie cuando lo necesites sin que ese tiempo se reste de tu inmersión.